fbpx

Cómo optimizar las imágenes para SEO (y por qué es importante)

Una gran página web contiene mucho más de lo que las personas ven cuando visitan tu web. Desde luego que el contenido, las páginas y la navegación son importantes, pero también hay todo un soporte que no debes ignorar si quieres aumentar su visibilidad.

Si has decidido centrarte en crear un gran contenido y publicar tu página web antes de abordar la optimización para motores de búsqueda (SEO), sería recomendable hacer a continuación una auditoría del contenido multimedia de tu biblioteca de WordPress.com. O, como mínimo, pensar en el SEO para imágenes.

¿Qué es el SEO para imágenes? Consiste en incluir palabras clave y metadatos relevantes para cada imagen, documento y vídeo que subas a tu página web. Los metadatos, que son una descripción de una pieza de contenido de tu página web, son una herramienta valiosa que los motores de búsqueda, como Google, utilizan para posicionar tu contenido en los resultados de las búsquedas.

Sólo necesitas unos minutos para optimizar las imágenes para SEO y, a cambio, puede generar tráfico constante en la web. Hemos descrito aquí los conceptos básicos para ayudarte a comprender cómo puedes utilizar esta herramienta para aumentar la visibilidad de tu página web.

El tamaño importa

Antes de acceder a la biblioteca de contenido multimedia de WordPress.com, haz un poco de trabajo preliminar con respecto al tamaño de tus imágenes. El tamaño de las imágenes es importante porque, según Google, afecta al rendimiento de tu página web. Las imágenes más grandes utilizan más datos, lo que hace que las páginas tarden más en cargar: cuantos más datos tiene que procesar un navegador, más tarda en descargar una página o una web. Esto podría hacer que los usuarios prefieran buscar la información que necesitan en otro lugar.

Los motores de búsqueda toman nota de las páginas web que tardan en cargarse o que ofrecen una mala experiencia a los usuarios, así que planificar una estrategia sobre el tamaño de tus fotos puede mejorar el SEO de tu página web y tu posicionamiento en los resultados de búsqueda. ¿Cómo saber si una imagen es demasiado grande? No hay una respuesta directa, pero verás que en tu biblioteca de contenido multimedia WordPress.com establece un tamaño máximo para las imágenes. Por suerte tienes la opción de ajustar el tamaño de tus imágenes para cada publicación o cada página.

También puedes utilizar la edición de fotos, o programas como iPhoto o Adobe Photoshop, para optimizar las fotos de tu página web. El ancho estándar de una página web está entre 960 y 980 píxeles según Iteracy, así que asegúrate de no tener imágenes que superen este ancho. Las dimensiones del área de contenido en WordPress.com también te ofrecen una pista. Si cargas tu imagen y ocupa toda la página, es mejor cambiar el tamaño para evitar que tarde mucho en cargarse.

Pon el contenido multimedia a trabajar

Una vez que hayas ajustado el tamaño de tus imágenes, dirígete a la biblioteca de contenido multimedia de tu página web WordPress.com para cargarlas. Cuando inicies sesión en la página web de WordPress.com, verás una lista de opciones en la parte izquierda de la página. Haz clic en Medios para ver tu biblioteca de contenido multimedia. Aquí es donde encontrarás todas las imágenes, videos, archivos de audio y documentos que has cargado en tu web.

Si ya has cargado contenido en tu página web, haz clic en la imagen dentro de la biblioteca de contenido multimedia y selecciona Editar para acceder a sus campos de descripción. Aquí es donde puedes añadir los metadatos. Encontrarás los siguientes campos: Título, leyenda, texto alternativo y descripción. Supongamos que tienes un página web para tu casa rural y has escrito una publicación en el blog sobre los atractivos más conocidos de tu ciudad, todo ello completado con fotos. Deberás incluir el nombre completo de cada lugar de interés en el campo Título («Paseos en bici junto al río Tormes», por ejemplo), y luego tendrás que añadir más detalles sobre la imagen en sí en el campo Leyenda («Turistas en bicicleta cruzando el puente sobre el Tormes», por ejemplo). Recuerda que aunque el título de la imagen es invisible para tus visitantes, la leyenda sí aparece al lado o debajo de la imagen.

La información del campo Texto alternativo puede ser similar a la del campo Leyenda, ya que ofrece a los motores de búsqueda más información sobre la imagen. El texto de este campo lo leen los lectores de pantalla y es lo que se ve cuando una imagen no carga. En el campo Descripción, puedes añadir muchos más detalles sobre la imagen y el contenido relacionado. Por ejemplo, aquí puedes añadir más información acerca de la empresa que ofrece paseos en bici, el precio y su programa diario de excursiones. Los motores de búsqueda, como Google, rastrean las páginas web en busca de información que les ayude a decidir cómo posicionar los resultados de búsqueda. Si todos los elementos de tu página web, incluidas las fotos y los nombres de los archivos, tienen palabras clave relevantes, esto aumentará el SEO de tu web y lo hará más visible en las búsquedas.

El SEO para imágenes, como todo el SEO, es en parte arte y en parte ciencia. Sin embargo, estos sencillos ajustes pueden ayudarte a mejorar el rendimiento de tu web. Cuando quieras incorporar una nueva imagen a tu página web, dedica unos minutos a cambiar el tamaño de la imagen y a rellenar los campos de metadatos al cargarla en tu biblioteca de contenido multimedia. La optimización SEO de las imágenes sólo aporta cosas buenas, así que ¿por qué no hacer el esfuerzo?

Fuente: https://wordpress.com/es/go/tutorials/como-optimizar-las-imagenes-para-seo-y-por-que-es-importante/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.